Saltar al contenido

Leyenda de terror del fantasma Fiskerton

Leyenda de terror del fantasma Fiskerton

Las islas británicas son sitios llenos de relatos de seres sobrenaturales, criaturas extrañas y eventos paranormales; estos habitan desde los lagos o lugares rurales, hasta las mas grandes ciudades y a veces se dejan ver sin problemas, mientras que otros son más discretos.

Esta vez, nos dedicaremos a compartir las leyendas de terror sobre un monstruo nombrado curiosamente “El Fantasma de Fiskerton”, conocido también como "Gato Gorila" o "Pequeño Oso"

La historia comienza en 1997, en el momento que cuatro pequeñitas los vieron por primera vez a las afueras de La Villa de Fiskerton, en Lincolnshire. El grupo de niñas estaba entre nueve y doce años, y se encontraban jugando en un pastizal cuando escucharon algunos ruidos entre los matorrales cercanos. Al poner mayor atención se dieron cuenta que sonaba como un gruñido, pero no lo provocaba algún animal conocido, sino que venia de una criatura con mayor estatura que ellas, y con rasgos entremezclados de oso, gato y mono. Hacia tanto ruido porque estaba devorando un ave ayudándose de sus enormes garras y colmillos.

Al notar la presencia de las chicas, en ningún momento intentó agredirlas, en lugar de esto, se fue corriendo hacia los árboles para internarse en el bosque. Las chiquillas fueron tras él, pero no lograron verlo de nuevo, solamente encontraron sus enormes huellas en el lodo.  

Mas tarde, las niñas fueron encontradas por un tabernero, y al verlas tan inquietas les preguntó que ocurría, y aunque las historias de todas coincidían, al hombre le resultó difícil creerlo, hasta que más tarde, ese mismo día, un motociclista que pasó por su establecimiento dijo que había golpeado una criatura con la descripción exacta que dieron antes las pequeñas. Después de eso el fantasma solo fue visto un par de ocasiones más, hasta desaparecer por completo.